Servicio completo de importación desde China

Oferta

A continuación, os presentamos cómo es el servicio completo de importación desde China (es decir, en el caso en el que nos ocupemos de todo el pedido de principio a fin). Podemos llevar a cabo todas ellas en un único pedido. Además, también realizamos servicios de forma selectiva, p. ej., podemos comprobar únicamente la fábrica o inspeccionar la carga (ver servicio parcial de importación desde China).

Servicio completo de importación desde China

Búsqueda de mercancías en China

China es un país enorme y altamente industrializado, por lo que cada producto que buscáis se fabrica en al menos varias docenas de fábricas (en el caso de los productos menos comunes), e incluso varios cientos (en el caso de productos estándar, más populares). El proceso de búsqueda de mercancías en China consiste en rechazar de forma progresiva aquellos proveedores que por diversas razones legales y de calidad no nos convengan. Buscamos hasta que encontramos varios/decenas de fabricantes chinos con los que empezamos a entablar conversaciones. China es un mercado gigantesco, por lo que en él podemos encontrar prácticamente cualquier tipo de mercancía. Si algún producto está disponible en cualquier parte del mundo, hay prácticamente un 100% de posibilidades de que en China encontremos un fabricante que ofrezca productos similares o iguales.

Primeras conversaciones con los proveedores chinos

Conocemos la oferta de precios, analizamos inicialmente los certificados que necesitaremos durante la importación desde China y el despacho de aduanas en el país de destino, aprendemos cuánto tiempo se tarda en fabricar, determinamos el nivel mínimo de pedido, conocemos los detalles de las mercancías, especificaciones y dibujos técnicos. Inicialmente, comprobamos si la empresa cumple con nuestras expectativas de calidad, cantidad y precio. En esta etapa a menudo recibimos muestras gratuitas. Si el cliente lo desea, podemos enviárselos por mensajería para evaluar la calidad del producto en vivo.

Vale la pena saber que los chinos tienen una cultura empresarial completamente diferente a la de los europeos. Los chinos tienen una forma diferente de ser y de pensar, así como un estilo diferente de hacer negocios. Las consultas sobre la oferta y la forma de llevar a cabo las negociaciones difieren de lo que conocemos en los mercados europeos. Para salvar estas diferencias y entender la problemática de los negocios chinos, es necesario vivir aquí y entender la cultura local, y sobre todo tener experiencia en importaciones desde China. Estas cosas no se aprenden en cursos ni en libros.

Comprobación preliminar de fabricantes de China

Al mismo tiempo, durante las primeras conversaciones, comprobamos previamente los datos de la empresa con la ayuda del gobierno chino. China está muy interesada en promover las exportaciones chinas y quiere que sean completamente seguras para sus socios comerciales. Sin levantarse del ordenador, podemos comprobar fácilmente si la empresa china que nos interesa es de confianza. No lleva demasiado tiempo y además nos da la certeza de que cuando nos decidamos a visitar la fábrica no iremos allí para nada. Además, minimiza el riesgo de sorpresas desagradables cuando estemos en el sitio. Para evaluar la credibilidad de las empresas chinas, también se necesita experiencia e intuición.

Selección final de proveedor/proveedores y visita a la fábrica

Visitamos fábricas seleccionadas, nos relacionamos y acordamos todos los detalles de la cooperación. A veces ocurre que nuestros clientes necesitan, p. ej., una máquina de gran tamaño y solo una fábrica satisface plenamente nuestras expectativas. En ese caso la comprobamos y no perdemos tiempo en más fábricas, si queremos cooperar sólo con ella de todos modos, y otros han presentado una oferta peor.

Por otra parte, hay situaciones en las que las mercancías que el cliente necesita son muy variadas y es necesario importarlas de varias fábricas en China (consolidación de importaciones desde China). En tal caso cooperamos con dos, tres o más fábricas chinas al mismo tiempo. Finalmente, consolidamos las mercancías y las enviamos como una única entrega completa.

Antes de nuestra comprobación personal de la fábrica china, estamos prácticamente seguros de que todo está correcto. Esto también nos permite establecer lazos para el futuro. Durante nuestra visita a la fábrica os preparamos docenas de fotografías y películas de alta resolución. Gracias a ello, como cliente puedes estar seguro de que la decisión de elegir esta fábrica es la correcta. Al mismo tiempo, si lo deseas, puedes desplazarte y realizar la visita por ti mismo. Con mucho gusto te organizaremos todo el viaje o te guiaremos paso a paso sobre cómo hacerlo (ver: organización de viajes de negocios a China). Encontrarás más información sobre la organización de viajes en la pestaña “Viajes a China”.

Cultura empresarial china – CURIOSIDADES

Hacer negocios en China no supone reunirse con trajes negros en salas de conferencias en un ambiente rígido. Aquí es fundamental que nos gustemos y entablemos relaciones para el futuro. Créanos si le decimos que, en esta etapa de las negociaciones, mostrar durante una cena una película en la que tu hijo juega con un gato hará más que el mejor traje o poner cara de póquer. Más que las técnicas de negociación aprendidas de los libros. Una sonrisa y experiencia – es lo más útil de todo. Los chinos son gente realmente muy amigable y agradable, sólo hay que “aprender” a tratarlos.

Firma del contrato, pago de la señal

Tenemos una fábrica, hemos acordado los detalles y conocido mejor. Ahora lo plasmamos todo al papel y, tras firmar el contrato, abonáis la señal de pre-producción. Normalmente es del 30%, otras del 50% (si realizáis un pedido de productos especializados, p. ej.: moldes de inyección). La señal por el 50% del valor del pedido se retendrá en caso de que no se recoja la mercancía. En dicha situación, la fábrica no podrá hacer nada con la mercancía (no es posible que alguien haga exactamente el mismo pedido de la misma mercancía, realizada, p. ej. con el mismo molde de inyección.

Control durante la fabricación

Como vivimos a diario en China, mantenemos el pulso durante la fabricación de los productos encargados. En varias etapas del proceso, el fabricante nos envía muestras del producto para comprobar que todo vaya bien. Los fabricantes chinos nunca se niegan a ello. Si la naturaleza de la mercancía no nos permite enviaros muestras, nos pondremos en contacto con el encargado del pedido y recibiremos las pertinentes fotografías o vídeos. Compartimos todas las observaciones con el cliente, también podemos enviar muestras si el tipo de producto lo permite.

Control de post-producción y de carga

Una vez finalizada la fabricación, volvemos a recibir muestras del producto acabado. Si cumple con vuestras expectativas, abonáis la parte restante del pedido (es decir, el 70% restante si la señal fue del 30%). La fase de carga es muy importante; nos permite comprobar una vez más la calidad, es decir, comprobamos que las mercancías reales enviadas tienen el mismo aspecto y funcionamiento que las muestras enviadas con anterioridad.

Antes de la carga, comprobamos la mercancía en base a las normas AQL o en los términos acordados con el cliente, por ejemplo, abrimos cada quinto, décimo o vigésimo embalaje de todo el contenedor y volvemos a comprobar todo de nuevo. También comprobamos la exactitud de las marcas, un aspecto esencial para el despacho de aduanas en el país de descarga. En esta etapa ya conocemos muy bien el producto, aunque seguimos discutiendo y acordando con vosotros todo de forma continua – realizamos videoconferencias en tiempo real durante el control, enviamos fotografías y vídeos.

Entrega

En esta fase, las mercancías ya han sido comprobadas y el contenedor procedente de China ha sido sellado. En colaboración con la agencia de aduanas con la que trabajamos en China, organizamos el transporte al puerto o aeropuerto y, posteriormente, a Europa/Estados Unidos. Junto a la agencia velamos por la exactitud de toda la documentación.

Despacho de aduanas de mercancías en el puerto de destino – impuesto de importación desde China

En Polonia, las mercancías son despachadas por una agencia de aduanas polaca con la que colaboramos habitualmente. El contenedor de China también puede despacharse en Alemania (si queréis beneficiaros de un pago aplazado del IVA). Cuando la mercancía ha sido liberada y está lista para el transporte, como cliente abonáis una comisión por nuestro servicio y el coste total del transporte desde China a Europa/Estados Unidos y desde el puerto a vuestras instalaciones. La mercancía se entrega directamente en el almacén del cliente.Si quieres ver cómo es un pedido de ejemplo de forma gráfica para importar desde China paso a paso haced clic aquí.