Registro de empresas en China y Hong Kong

Oferta

Como propietarios de dos empresas en China en su mejor versión: la sociedad WFOE (Wholly Foreign-Owned Enterprise) en la China Continental y una empresa .LTD en Hong Kong (Limited, el equivalente a una sociedad de responsabilidad limitada) sabemos cuántos beneficios puede aportar el registro de una empresa en China o Hong Kong a nuestros socios comerciales y clientes. Por este motivo hemos decidido introducir en nuestra oferta un servicio que facilita a los empresarios polacos la creación de una empresa en China y en una región administrativa especial de China, Hong Kong. Abrimos nuestras empresas chinas con el apoyo de oficinas contables chinas de confianza y con su ayuda las dirigimos. Estamos muy satisfechos con el servicio y los precios que ofrecen. Por ello les recomendamos y asesoramos sobre cómo establecer una empresa en China para que sea un proceso sencillo, transparente, seguro y rentable.

Registro de empresas en China y Hong Kong

Empresa en China WFOE

En la China continental, la mejor forma jurídica posible es la WFOE (Wholly Foreign-Owned Enterprise). El plazo completo de registro junto a la activación de la cuenta bancaria no excede los 30 días. Gracias a esta forma de asociación seréis los propietarios de la empresa sin necesidad de contar con ningún socio de China y no necesitareis capital de registro para registrar la empresa. Además, podréis financiarla desde el extranjero de la forma que estiméis oportuno. Con una WFOE podéis vender en China en las mismas condiciones que cualquier empresa dirigida por un ciudadano chino. La WFOE también es la mejor opción para registrar una marca en China. Entrar en el mercado chino directamente sin contar con una sociedad china WFOE es muy complicado.

Licencia para la exportación e importación desde China

Además del registro de la sociedad WFOE, también ofrecemos una licencia de importación y exportación, que os permitirá importar y exportar mercancías desde China. En el mismo paquete con la empresa ofrecemos una cuenta bancaria en un banco chino, garantizamos la apertura de la cuenta bancaria o la devolución del dinero. Si estáis interesados en registrar una empresa en China os invitamos a contactar con nosotros. Junto con nuestra oficina de contabilidad os prepararemos una oferta y soluciones adaptadas a vuestras necesidades.

¡ATENCIÓN! Le recomendamos no introducir “WFOE Company registration” o “chinesse company registration” en Google. Nosotros mismos lo hicimos hace algunos años cuando abrimos nuestra primera empresa en Shanghai con la ayuda de una oficina desconocida. Nos costó 2-3 veces más de lo normal y la calidad del servicio dejó mucho que desear. Aparte del perfecto inglés de los que trabajaban allí y una bonita oficina en el centro de Shanghai, la empresa solo ofrecía contables chinos no promocionados por Google, sin página web de la empresa en inglés. La empresa explicaba su oferta en inglés, el precio para los extranjeros se multiplicaba por 2 o incluso por 3 para los extranjeros y las empresas occidentales que presentaban eran totalmente desconocidas. Incluso nos estafó un empleado de dicha oficina, aunque este es un tema para una historia más larga del blog.


¡ Os ayudaremos a evitar este tipo de historias!

Empresa en Hong Kong .LTD

Con ayuda de nuestra oficina de contabilidad de confianza, también os podemos abrir una empresa en Hong Kong con una oficina de registro en el sitio. También os ayudaremos a presentar vuestros informes contables anuales. Establecer una compañía en Hong Kong es mucho más simple, menos problemático y más barato que registrar una empresa en la China continental. Además, en Hong Kong no se pagan impuestos si la compañía opera fuera de Hong Kong. Al mismo tiempo, cuando se trata de controlar el flujo de caja, la política fiscal de Hong Kong es menos restrictiva que la de China. Por desgracia la situación en el continente empeora año tras año. Contar con una empresa en Hong Kong es ideal para operaciones internacionales de optimización fiscal. Lamentablemente, contar con una empresa en Hong Kong, no nos permite operar en la China continental a través de ella, así que, si deseas hacer negocios en China, necesitas abrir una compañía WFOE. El gran problema de abrir una empresa en Hong Kong era hasta hace poco la cuenta bancaria. En la actualidad es posible abrirlas, aunque sigue siendo bastante difícil. En 2017 seguía siendo algo imposible en muchos casos.

Apertura de una cuenta de empresa en un banco de Hong Kong

Como parte de nuestro servicio de registro de empresas en Hong Kong, os podemos abrir una cuenta bancaria in situ. Nuestro agente garantiza la apertura de dicha cuenta, y si no lo consigue (lo que no suele ocurrir, en un caso de cada cien), os devuelve el dinero. Es un agente con una gran experiencia – nosotros mismos hemos utilizado sus servicios. Importante: para abrir una cuenta en Hong Kong debéis presentaros en persona en el banco de Hong Kong Al cooperar con nosotros esto es un mero trámite. Conocemos cómo transcurre dicha conversación, por lo que os daremos instrucciones precisas para prepararos para ella. Os garantizamos que, si os abrimos una empresa y preparáis los documentos acordados al inicio, la apertura de la cuenta estará asegurada, si no es así os recompramos la empresa por el precio total que os costó. Cooperando con nosotros podéis estar seguros de que no os quedareis con una empresa sin una cuenta bancaria hábil.

¡ATENCIÓN!

Otra advertencia, – esta vez relacionada con los despachos de abogados en Google que se dedican a abrir empresas en Hong Kong a través de subcontratistas. Podéis buscarlos con las frases “HK Company registration” y “HK Company formation”. En primer lugar, os harán pagar mucho (al menos el doble que un despacho de abogados local de Hong Kong) y, en segundo lugar, abrirán una empresa y “concertarán una reunión en el banco” sin garantizar si la cuenta se abrirá o no. Si no estáis preparados para esta entrevista y no tenéis los documentos completos, sólo tienes un 20% de posibilidades de poder abrir una cuenta comercial en Hong Kong. La consecuencia es que os quedaréis con una sociedad en Hong Kong que, al no contar con cuenta bancaria, es inútil para cualquier actividad económica.