Importar desde China a través de un intermediario. ¿Por qué es una opción segura?

Oceń

Muchos importadores desde China ni siquiera empezaron a buscar intermediarios. Solían decir: “Puedo arreglármelas solo, no pienso pagar a un intermediario, hay que ahorrar costes”. Aunque después de algún tiempo empezaron a encontrarse distintos tipos de problemas. Y entonces se dirigían a mí.

Importar desde China sin intermediario. Problemas y trampas más frecuentes

Comprobar la empresa y el proveedor, los derechos de aduana de China, la importación desde China a través de internet o el transporte desde China a Polonia no es lo único que puede salir mal y causar problemas a una persona que acaba de empezar su aventura de negocios en China y tiene la ambición de hacerlo sola, sin intermediarios. Estos son algunos de los problemas más comunes por los que los clientes acuden a mí:

  • “Todo fue perfecto hasta que pagamos el dinero. El contacto empezó a no ser tan fluido como antes”,-es decir, el proveedor chino dejó de ponerse en contacto.
  • “Pero se suponía que iba a ser CE y con certificados. Los recibimos por correo electrónico, y la Oficina de Aduanas los comprobó y afirmó que eran pedazos de papel sin ningún tipo de valor, – es decir, certificados de calidad de las mercancías de China no válidos ,
  • “Recibimos las muestras y las aprobamos. Todo estaba bien, pero cuando abrimos el contenedor, la mercancía no era la misma”, – es decir, la mercancía de China no concuerda con la descripción,
  • “Al hacer el pedido, acordamos todo y la fábrica aceptó el pedido. Ahora, una vez realizado el pago, resulta que la fábrica en China no es capaz de llevar a cabo el pedido tal y como acordamos al principio”. -es decir, el proveedor chino recibe el anticipo y no quiere realizar el pedido.
  • “Antes de abonar el anticipo, arreglamos todos los detalles. Tras realizar el pago resultó que, lo que acordamos, es imposible y tenemos que pagar más o renunciar a ciertas opciones”, -es decir, la fábrica china modifica las condiciones del pedido una vez recibido el anticipo,
  • “La mercancía debía estar hecha en un plazo de 30 días. Ya llevamos esperando 60 y aún no la han enviado”. -es decir, retraso en la fabricación o durante el transporte de las mercancías desde China.

Estas son sólo algunas de las situaciones y problemas que me han contado algunos clientes que han querido importar desde China sin un intermediario. Por desgracia podría mencionar muchos más, porque ejemplos no faltan. Los autores de estas frases tienen algo en común, -al principio todos afirmaban que no querían pagar por un servicio de intermediación (entre el 1 y el 5% del valor de la factura), y aumentar de esta forma sus beneficios. ¿Este ahorro merece la pena? No exactamente.

Ventajas de importar mercancías desde China a través de un intermediario.

Os diré cuáles son las ventajas de utilizar los servicios de un intermediario. Podréis juzgar por vosotros mismos si ahorrar en un intermediario de importación desde China (la comisión de Fullbax es de tan sólo el 1-5% del monto de la factura) es una opción razonable.

Servicios de intermediario para la importación de mercancías desde China

Traer mercancías desde China a través de un intermediario – principales ventajas

1- Firma de un contrato con un intermediario polaco y os olvidáis de problemas

A – Firma de un contrato con un intermediario polaco

Si os decidís a cooperar con nosotros como intermediario de importación desde China, firmareis el contrato y no os interesa nada más. Como somos una empresa polaca (Fullbax Sp. z o.o.), en caso de problemas puedes hacer responsable a la entidad polaca.

B – Firma de un contrato directamente con los chinos.

¿Qué podéis hacer si firmáis un contrato con una empresa china y ésta no lo cumple? Por desgracia, ¡¡¡NADA!!! Lo único que os queda es gritarles por teléfono o escribirles un correo electrónico muy desagradable. Especialmente si se trata de cantidades relativamente pequeñas de dinero – hasta 100.000 dólares. Si la cuota era mayor, podéis intentar conseguir ayuda de la embajada polaca. Aunque, sé por experiencia que las empresas polacas que importan a gran escala y por millones de dólares tienen aquí a su personal que se ocupa de la importación o utiliza los servicios de intermediarios. Por pedidos pequeños, nadie hablará con vosotros en la embajada.

2 – El intermediario in situ en China cuida todos los detalles

Nuestra empresa china Guangzhou Fullbax International Co. LTD. firma un contrato con la fábrica china y posteriormente enviamos la mercancía de China a Polonia. A continuación, mediante nuestra sociedad polaca Fullbax Sp. z o.o os vendemos la mercancía importada ya en Europa. Estamos en el lugar, hablamos chino y mantenemos un contacto regular con las fábricas. Nadie que coopere con nosotros tendrá la sensación de que le “están liando”, porque como estamos en el lugar tenemos una amplia gama de oportunidades para entrar en una disputa con una empresa de este tipo.

3 – Los chinos tratan mejor a los intermediarios, porque son una oportunidad para conseguir más clientes.

Este punto echará abajo vuestra idea de ahorrar entre el 1 y el 5% del monto de la factura. La empresa china, al ver que somos intermediarios, nos trata de forma completamente diferente a un importador común, saben muy bien que tenemos la posibilidad de conseguirles nuevos clientes en el futuro.  En principio nos ofrecen un precio más bajo que alguien que importa directamente de ellos. Normalmente el precio que podemos negociar es tan favorable que ahorráis más de lo que nos pagáis por nuestros servicios.

4 – Un intermediario con experiencia puede conseguir mejores precios

A menudo tenemos pedidos en los que aprovechamos precios ya negociados en pedidos anteriores. De esta forma podemos directamente bajar el precio aún más desde el primer momento. Por ejemplo, la fábrica X cose mochilas escolares para nosotros y ya nos ha fabricado varios contenedores. Un cliente polaco quiere comprar estuches y contacta con la misma fábrica, pero nunca antes ha colaborado con ella. ¿Quién pensáis que consigue un mejor precio? Fullbax, que ya les ha comprado varios contenedores en el pasado o un nuevo cliente que se ha puesto en contacto por primera vez?

5 – Un intermediario que vive a diario en China conoce los secretos del mercado local.

Como empresa que opera en China, importamos de forma regular. Por otro lado, si estás empezando, es más que seguro que cometerás algunos errores que un importador principiante desde China es incapaz de evitar. Por ejemplo, gastarás dinero en algo que es innecesario y no te darás cuenta de cosas que si no las cuidas podrían tener consecuencias desagradables en el futuro. Nosotros tenemos experiencia, así que no cometemos esos fallos.

6 – El intermediario en China tiene acceso a las mejores fábricas y fabricantes más baratos

Si buscas un proveedor en China a través de internet, es probable que te limites al portal “Alibaba”. Es importante saber que hay grandes fábricas chinas que no están en este portal. Las que cuentan con una oferta más modesta, porque producen principalmente para el mercado local. Sabemos por experiencia que, si la empresa no tiene su oferta en inglés ni personal de habla inglesa, su precio es mucho más económico que el de las empresas orientadas a la exportación. Nosotros, como Fullbax, sabemos dónde buscar estas empresas. Como vivimos en China conocemos el nicho de los portales chinos B2B y sabemos cómo encontrar una fábrica que sea capaz de fabricaros productos de alta calidad al precio más económico posible. 

7 – Un intermediario in situ en China consigue mejores precios por las mercancías

Si cooperas con Fullbax no firmas ningún contrato directamente con los chinos. Lo hacemos nosotros como una compañía china que opera en el lugar. Por lo tanto, la fábrica china dada no sabe si el producto se quedará en China o si se exportará a los EE.UU. o a Europa. ¿Qué importa esto para tu ahorro? Los fabricantes chinos prácticamente siempre ajustan el precio al cliente. Como no es difícil adivinar, un importador de los EE.UU., donde los precios de las mercancías son mucho más altos que en Rusia, por poner un ejemplo, conseguirá un precio más alto. A la fábrica china no le preocupa, porque sabe que de todas formas el cliente de Estados Unidos ganará dinero. Un ejemplo sencillo son las ventanas de plástico fabricadas para el mercado estadounidense. El precio es un 20-30% superior al ofrecido a un intermediario en China, porque en los Estados Unidos las ventanas cuestan tanto que la importación será muy satisfactoria para este tipo de cliente. Al trabajar in situ con un intermediario como Fullbax, puedes estar seguro de que la fábrica no inflará de esta forma los precios.

8 – El uso de un intermediario supone un gran ahorro en el transporte a Polonia

Cada fábrica que te organice el transporte querrá ganar dinero con él. Suele ser entre el 5 y el 20% del coste del transporte desde China. Esto ocurre en el 90% de los pedidos realizados en solitario. ¿Y con un intermediario? Nosotros, actuando como Fullbax, al importar de la A a la Z no ganamos dinero con el transporte, así que no cobramos ningún tipo de comisión extra por ello. Os podemos mostrar una oferta específica para el transporte de China a Polonia y todos los precios y la confirmación de la transferencia no -nos supone un problema, ya que no tenemos nada que ocultar.

9 – La ayuda de la empresa intermediaria garantiza una mayor seguridad de todo el proyecto.

Ese punto es el más importante. Os proporciona tranquilidad. Al cooperar con nosotros en la importación de mercancías desde China, no os interesa nada más. No os arriesgáis de ninguna forma. Nosotros, como Fullbax – el intermediario, os damos la garantía de que la mercancía llegará a Polonia o Alemania y la pondrá a buen recaudo in situ. Si descuidamos algo o hay algo que está mal, el asunto es sencillo, -tenemos que devolveros el dinero. Nosotros somos el garante, este es nuestro trabajo, y para esto nos pagáis. Si algo sale mal, perdemos nosotros, no tú.

Servicios de intermediario para la importación de mercancías desde China gastos, lista de precios

Como importador, sólo nos pagáis una comisión del 1 al 5% del valor del pedido. La comisión dependerá del monto de la factura (cuanto mayor sea el pedido, menor será el porcentaje). Todo lo que “ganamos” en el camino se queda en tu bolsillo. No ganamos en nada más. Si pagáis una comisión de, p. ej. el 3% del monto de la factura y logramos rebajar el precio del fabricante en un 5% ya has ganado. Y eso es sólo un punto de los nueve anteriores. Ahora volvamos a la pregunta inicial: ¿ahorrar en un intermediario de importación desde China es una opción razonable? Volved a leer todos los argumentos anteriores y responded honestamente a esta pregunta.

Hasta la siguiente entrada

Marek

Compartir:
Califica:
Oceń